Globered
Consigue tu propia pgina web
0 0 0

El Poblamiento del continente americano

Por: MatiasMaldonado290 | Publicado: 22/10/2010 16:55 | | #Cont:1


La llegada del hombre a América es una cuestin arduamente discutida por los cientficos modernos. Los cientficos no tienen dudas de que el ser humano no se origin en América y que por lo tanto fue poblada por hombres provenientes de otra parte. Existe un cierto consenso, aunque no unnime, sobre el hecho de que América se habra poblado desdeSiberia (Asia). Ms all de ese consenso relativo, en la primera década del siglo XXI la comunidad cientfica discute apasionadamente la fecha, ruta y cantidad de oleadas migratorias que poblaron el continente americano.

Las teoras se dividen en tres grupos:

a) La Teora del poblamiento tardo, también conocida como Consenso de Clovis, sostiene que el hombre tiene una antigedad en América no mayor de 14.000 aos.

b) La Teora del poblamiento temprano, sostiene que el hombre lleg a América mucho antes de lo que sostiene el Consenso de Clovis, con hiptesis muy diversas que van desde 22.000 aos hasta 65.000 aos.

c) La teora del Poblamiento de América (Ruta Genética), investigaciones genéticas utilizando el ADN mitocondrial, (mtADN) para seguir la llegada del humano al continente, obteniendo la informacin, de rastros genéticos en las poblaciones humanas de América.

Evolucin de las teoras

Tribus perdidas de Israel y quema de registros histricos mesoamericanos

A partir de 1492, las culturas americanas y europeas intentaron buscar explicaciones para el origen de esos seres con los que se estaban encontrando. En ambos grupos culturales, las primeras explicaciones fueron religiosas: los aztecas pensaban que Cortés era el dios-héroeQuetzalcatl, mientras que los europeos pensaron que los pobladores de América eran las tribus perdidas de Israel.1 En 1650, James Ussher estableci, basado en la Biblia, que las tribus perdidas abandonaron Israel en el ao 721 a. C. y, sobre esa base, la cultura europea sostuvo que América haba sido poblada alrededor del ao 500 a. C. En sentido contrario, las culturas mesoamericanas consideraban que la presencia humana en el continente americano era muy anterior al que suponan los europeos. El Imperio Maya tena registros histricos escritos al menos desde agosto de 3114 a. C.1 Otras culturas, como la Zapoteca, tena registros escritos de hechos histricos que se remontaban al ao 500 a. C.

Los europeos no tuvieron acceso a esos conocimientos de las civilizaciones mesoamericanas e ignoraron la existencia de estos registros hasta el siglo XX. Por esa razn las teoras bblicas sobre el poblamiento de América fueron dominantes hasta comienzos del siglo XX.

Charles Abbott

En 1876, Charles Abbott, un médico norteamericano, encontr unas herramientas de piedra en su granja de Delaware. Debido a las caractersticas toscas de los instrumentos, pens que podran pertenecer a los antepasados remotos de las culturas indgenas modernas. Debido a ello, consult con un gelogo de Harvard, quien estim en 10.000 aos de antigedad la grava que se encontraba alrededor del hallazgo. Abbott sostuvo entonces que se trataba de un asentamiento humano del Pleistoceno, es decir, muchos miles de aos ms antiguo de lo que establecan las teoras bblicas dominantes.

La teora de Abbott fue rechazada por las jerarquas cristianas por oponerse a la Biblia y por la comunidad cientfica organizada por el Instituto Smithsoniano por no cumplir con los estndares cientficos que exiga. Entre los cientficos que rechazaron la hiptesis de Abbot se encontraban Ale Hrdlička y William Henry Holmes. En la actualidad se ha comprobado que Abbott tena razn en muchas de sus hiptesis y la granja ha sido declarada Monumento Histrico Nacional.

El descubrimiento del sitio de Folsom

En 1908, George McJunkin encontr unos enormes huesos en un barranco de la aldea Folsom, Nuevo México. McJunkin, un esclavo liberado por la Guerra Civil Estadounidense, era un gelogo, astrnomo, naturalista e historiador aficionado y durante aos intent llamar la atencin de los vecinos de Folsom sobre la probable antigedad de los huesos. En 1926, cuatro aos después de la muerte de McJunkin, el director del Museo de Historia Natural de Colorado, Jesse D. Figgins, se enter del lugar y descubri varias puntas de flecha de un estilo muy refinado que luego volveran a encontrarse en Clovis y otros sitios. Una de ellas estaba incrustada en la tierra que rodeaba al hueso de un ejemplar de bisonte extinto miles de aos atrs.[cita requerida]

Figgins llev las puntas de lanza a Washington DC para enserselas a Ale Hrdlička, en el Instituto Smithsoniano, quien si bien lo trat cortésmente y le sugiri una serie de reglas metdicas para el caso de nuevos descubrimientos, se mantuvo sumamente escéptico y consider hasta el fin de su vida que Folsom no constitua una prueba concluyente de que América hubiera estado poblada durante el Pleistoceno.2

En agosto de 1927, el equipo de Figgins encontr una punta de lanza ubicada entre dos costillas de bisonte. Figgins envi un telegrama y tres cientficos viajaron para ser testigos del hecho, e informar de la seriedad del hallazgo. En ese momento, la comunidad cientfica norteamericana comenz a aceptar las implicancias del yacimiento de Folsom.[cita requerida]

El descubrimiento de la Cultura Clovis

En 1929, Ridgely Whiteman, un joven indgena de 19 aos que vena siguiendo las investigaciones que se estaban realizando en la cercana localidad de Folsom, escribi una carta al Instituto Smithsoniano sobre una serie de huesos que haba encontrado en la aldea de Clovis, Nuevo México. En 1932, una excavacin realizada por un equipo dirigido por Edgar Billings Howard, de la Universidad de Pennsylvania, confirm que se trataba de un asentamiento indgena durante el Pleistoceno y verific el tipo especial de punta de flecha que sera conocida como "punta Clovis". Al ser descubierta la datacin por carbono 14, en 1949, el método fue aplicado en los yacimientos de Clovis, resultando en antigedades que oscilaban entre el ao 12.900 adP y 13.500 adP.3

Desde la década de 1930 y, sobre todo, desde la confirmacin de las fechas por el método del carbono 14, la comunidad cientfica norteamericana organizada alrededor del Instituto Smithsoniano acept que la Cultura Clovis era la ms antigua de América y que estaba directamente relacionada con la llegada de los primeros hombres. Esto se conoci como Consenso Clovis y tuvo gran aceptacin mundial hasta fines del siglo XX. El Consenso Clovis fue la base de la teora del poblamiento tardo de América.

Hrdlička y la teora del ingreso desde Siberia cruzando el estrecho de Bering

En 1937, Ale Hrdlička, retomando un argumento de Samuel Haven,4 sostuvo que el ser humano haba ingresado a América por Alaska, proveniente de Siberia, Asia, cruzando el estrecho de Bering. Algunas publicaciones le atribuyen errneamente a Hrdlička haber postulado la teora ms moderna, aquella que seala que el hombre cruz caminando por una zona llamada Puente de Beringia formado a raz del descenso del nivel de las aguas del Estrecho de Bering, durante el ltimo perodo glacial.

Si bien Hrdlička nunca se pronunci expresamente sobre la fecha de llegada del hombre al continente americano, rechaz sistemticamente las pruebas que proponan la existencia de paleoindios y sostena que, a diferencia de Europa, no existan rastros en América que permitieran hablar de presencia humana durante elPleistoceno (1,8 millones de aos adP - 10.000 aos adP), en tiempos de la ltima glaciacin. De hecho, Hrdlička consenta la creencia del Instituto Smithsoniano, representada por William Henry Holmes, que sostena que los primeros habitantes de América haban ingresado en un pasado reciente, imprecisamente estimada en unos pocos siglos.

Teora del Poblamiento por el Puente de Bering, el corredor libre de hielo y el Consenso Clovis

Se encuentra plenamente probado que durante la ltima glaciacin, la Glaciacin de Wrm o Wisconsin, la concentracin de hielo en los continentes hizo descender el nivel de los océanos en unos 120 metros. Este descenso hizo que en varios puntos del planeta se crearan conexiones terrestres, como por ejemplo Australia-Tasmania conNueva Guinea; Filipinas e Indonesia; Japn y Corea.

Uno de esos lugares fue Beringia, nombre que recibe la regin que comparten Asia y América, en la zona en que ambos continentes estn en contacto. Debido a que elEstrecho de Bering, que separa Asia de América, tiene una profundidad de entre 30 y 50 metros, el descenso de las aguas dej al descubierto un amplio territorio que alcanz 1500 kilmetros de ancho uniendo las tierras de Siberia y Alaska, hace aproximadamente 40.000 aos adP.

"Exista en ese entonces un puente terrestre entre Asia y Alaska, que apareci cuando los glaciares del ltimo perodo glaciar estaban en su mximo, aprisionando millones de kilmetros de precipitacin que normalmente habran ido a los océanos. La falta de esa agua redujo el nivel del mar de Bering ms de 90 metros, bastantes para convertir los bajos del estrecho en un puente de tierra que una los dos continentes".

Su primera formacin sucedi aproximadamente 40.000 aos adP manteniéndose unos 4.000 aos. Su segunda formacin se produjo aproximadamente 25.000 aos adP permaneciendo hasta aproximadamente 11.000-10.500 adP (Scott A. Elias5 ), cuando volvieron a subir las aguas al final de la glaciacin, inundando gran parte del territorio y separando Asia de América por el Estrecho de Bering.

El dato ms importante para establecer una teora migratoria durante la ltima glaciacin es el hecho de que Canad estaba completamente cubierta de hielo durante la ltima glaciacin, invadida por dos gigantescas placas: la Placa de Hielo Laurentina y la Placa de Hielo de la Cordillera. Esto haca imposible la entrada al continente ms all de Beringia.

Apareci entonces la teora del "corredor libre de hielo" (ice-free corridor, en inglés). Segn esta teora, en los instantes finales de la ltima glaciacin, comenzaron a derretirse los bordes en contacto de las dos grandes placas de hielo que cubran Canad, abriendo un corredor libre de hielo de unos 25 km de ancho, que segua, primero el valle del ro Yukn y luego el borde este de las Montaas Rocallosas por el corredor del ro Mackenzie.6 Los cientficos que sostienen la teora estiman que esto ocurri en el 14.000 aos adP,7 aunque otros cuestionan la fecha y afirman que no pudo haber sucedido hasta 11.000 aos adP, invalidando as la posibilidad que quienes originaron las culturas de Folsom y Clovis usaran esa ruta, ya que estas ya existan en esta tima fecha.6 Una vez abierto el corredor, los seres humanos que estaban en Beringia pudieron avanzar hacia el interior de América y dirigirse al sur. La teora ha sido ampliamente aceptada como parte integrante del Consenso de Clovis, pero no hay evidencias directas que prueben el paso de seres humanos por ese corredor.7

El primero en proponer la posibilidad de ese corredor fue el gelogo canadiense W.A. Johnston en 1933, y quien acu el término "corredor libre de hielo" fue Ernst Antevs, en 1935.8 A partir de esos datos cronolgicos, se desarroll entonces una teora migratoria sosteniendo que las tribus asiticas que haban penetrado en Beringia, permanecieron all varios miles de aos hasta que, poco antes de finalizar la ltima glaciacin (10.000 adP) y de que el Puente de Beringia se inundara, se formara un estrecho corredor libre de hielo que les permiti dirigirse al sur.

Esta teora se articul con los descubrimientos de la Cultura Clovis que databan del ao 13.500 adP para concluir que haba sido integrada por los primeros migrantes que ingresaron por el Puente de Beringia, de la que a su vez habran descendido todas las dems culturas indoamericanas. El primero en componer un posible modelo migratorio de asiticos hacia América a través de Beringia fue Caleb Vance Haynes en un artculo publicado en la revista Science en 1964.9 Esta explicacin, conocida actualmente como teora del poblamiento tardoo Consenso Clovis, fue aceptada en forma generalizada durante la mayor parte de la segunda mitad del siglo XX.

Ms recientemente se ha fortalecido la posibilidad de que los pobladores de América provenientes de Beringia utilizaran una ruta alternativa hacia el sur bordeando la costa.10 Debido al descenso del nivel del océano esa posible ruta se encontraba al oeste de la actual costa norteamericana y en el presente est cubierta por las aguas del Océano Pacfico, complicando los estudios arqueolgicos. En un reciente estudio submarino se encontr una herramienta de piedra de una antigedad de 10.000 aos adP a una profundidad de 53 metros.11

La crisis del Consenso Clovis

A partir de las ltimas décadas del siglo XX, las teoras combinadas que constituyen el Consenso de los Clovis o teora del poblamiento tardo (antigedad, lugar de ingreso, rutas migratorias, etc.) comenzaron a entrar en crisis. En primer lugar se ha cuestionado la antigedad de la llegada del hombre a América. El Consenso de Clovis sostiene que la misma no pudo ser mayor de 14.000 aos adP y que la primera cultura americana fue precisamente la de Clovis. La razn de esta posicin estricta es que, sin lugar a dudas, antes de esa fecha, Canad estaba cubierta de hielo debido al perodo glacial, y era imposible toda circulacin desde el Puente de Beringia hacia el sur.

Sin embargo, cada vez existe ms evidencia incontrastable de presencia humana en América anterior a 14.000 aos adP. Desde el punto de vista del consenso de la comunidad cientfica, los hallazgos arqueolgicos de Monte Verde, Chile, donde se ha fechado presencia humana entre 12.500 aos adP (Monte Verde I) y 33.000 aos adP (Monte Verde II), desempean un papel central en la crisis del Consenso Clovis. En 1997, visit Monte Verde una delegacin de los ms importantes investigadores del mundo, entre los que se encontraba Calbot Vance Haynes, el ms importante defensor de la teora del poblamiento tardo. La delegacin concluy, aunque con algunas reticencias, que Monte Verde I es real. Por su antigedad cercana al "ao tope" del Consenso Clovis, su ubicacin en el otro extremo del continente, y la ausencia de similitudes con la Cultura Clovis, el reconocimiento generalizado de Monte Verde signific el fin del Consenso Clovis.

Simultneamente, se han producido otros hallazgos arqueolgicos, genéticos, lingsticos y geolgicos que han abierto mltiples teoras y complejas combinaciones sobre el verdadero origen, momento de llegada y rutas seguidas para el poblamiento de América.

Nuevas teoras, nuevos hallazgos y nuevos estudios

El actual debate sobre la llegada del hombre a América se caracteriza por el apasionamiento que muestran los cientficos, la variedad de teoras y subteoras, los resultados contradictorios, la cantidad de estudios y contraestudios y titulares llamativos en los peridicos. Para el pblico en general se trata de un cuadro de gran confusin.

Las investigaciones genéticas

Desde la década de 1980, la investigacin genética del investigador Goicoche Mendez ha ido ocupando un papel cada vez ms destacado en las ciencias sociales y, en particular, en las investigaciones sobre poblacin y ascendencias, disciplina que lleva el nombre de arqueologa o antropologa genética. Los genetistas utilizan el ADN mitocondrial (mtADN) para seguir el linaje femenino y el cromosoma Ypara seguir el linaje masculino.

                     En 1981, se estableci el mapa del ADN mitocondrial y, en 1990, Douglas C. Wallacedetermin que el 96,9% de los indgenas de América estaban agrupados en cuatrohaplogrupos mitocondriales (A, B, C, y D), lo que significa una notable homogeneidad genética.12

                     En 1994, James Neel y Douglas C. Wallace establecieron un método para calcular la velocidad con que cambia el ADN mitocondrial. Ese método permiti fechar el origen del Homo sapiens, la famosa Eva mitocondrial, entre 100.000 y 200.000 aos adP13 y la salida de frica entre 75.000 y 85.000 aos atrs. Aplicando este método, Neel y Wallace estimaron en 1994 que el primer grupo humano en ingresar a América lo hizo entre 22.414 y 29.545 aos.14

                     En 1997, los brasileos Sandro L. Bonatto y Francisco M. Bolzano aplicaron el método sobre el haplogrupo A, casi completamente ausente de Siberia, y obtuvieron resultados que van de 33.000 a 43.000 aos adP.15 Estos cientficos sostienen que durante miles de aos se estableci una gran poblacin en el Puente de Beringia donde se diferenciaron genéticamente, y que es de esa poblacin de la que provienen los primeros migrantes hacia América.

                     El genetista argentino Néstor Oscar Bianchi analiz la herencia materna en comunidades indgenas sudamericanas y concluy que cerca del 90% de los amerindios actuales derivan de un nico linaje paterno fundador que coloniz América desde Asia a través de Beringia hace unos 22.000 aos.16

                     Ms recientemente, el genetista estadounidense Andrew Merriwether, de la Binghamton University, quien perteneciera al equipo de Wallace, sostuvo que la evidencia genética sugiere que América fue poblada mediante una sola poblacin proveniente de Mongolia, y no de Siberia como sostena Ale Hrdlička. La razn de esto es que en Siberia el haplogrupo A casi no se encuentra presente, mientras que en Mongolia se encuentran los cuatro haplogrupos indioamericanos (A, B, C y D).13

Merriwether destaca que los 4 haplogrupos se encuentran presentes en toda América, pero que dentro de ellos pueden localizarse mutaciones genéticas diferentes, segn se trate de indgenas de Sudamérica o Norteamérica. Esto sugerira que, una vez ingresados a América, algunos grupos migraron rpidamente hacia Sudamérica, mientras que otros poblaron Norteamérica y Centroamérica. A su vez, las mutaciones genéticas muestran migraciones entre Sudamérica y el sur de Centroamérica (Panam y Costa Rica), pero no ms all.13

En 2006, el equipo de Merriwether se encontraba estudiando si las poblaciones modernas de amerindios eran descendientes de los pueblos antiguos que vivan en esos mismos lugares o se trataba de nuevas migraciones que reemplazaron culturas ms antiguas.

La antigedad

La antigedad del hombre en América est sometida a gran controversia cientfica. La fecha ms tarda es la que sostienen los defensores de la teora del poblamiento tardo y est relacionada con la Cultura Clovis, que ha establecido sin dudas una presencia humana hace 13.500 a. C. Los defensores de esta teora sostienen que la fecha de ingreso al continente no pudo ser posterior al 14.000 a.C. porque fue en ese momento cuando se abri el corredor libre siguiendo el ro Makenzie a través del actual territorio canadiense. A partir de ese piso diversas investigaciones cientficas han propuesto fechas muy diferentes:

                     33.000 aos (Monte Verde II-Chile; Bonatto-Bolzano, 1997)

                     40.000 aos (Cuenca del Valsequillo, México)

                     48.000 aos (Montalvania, Brasil -Shigueo Watanabe)

                     50.000 aos (Topper-EEUU)

                     60.000 aos (Cave-EEUU)

                     60.000 aos (Pedra Furada-Brasil).

La fecha ms antigua propuesta hasta el momento ha sido publicada por los cientficos brasileos Maria da Conceio de M. C. Beltro, Jacques Abulafia Danon y Francisco Antnio de Moraes Accioli Doria, que sostienen que habran datado herramientas con 295.000 a 204.000 aos de antigedad, lo que indicara presencia humana anterior al homo sapiens.17 Sin embargo, no se han aportado otras pruebas que confirmen aquello.

América del Sur primero?

Uno de los elementos que ha llamado la atencin de algunos investigadores es la reiteracin de sitios de gran antigedad en Sudamérica y la escasa cantidad de los mismos en Norteamérica. El dato es llamativo, entre otras cosas, porque Estados Unidos y Canad han dedicado grandes recursos a investigar los sitios arqueolgicos, a diferencia de lo que sucede en el sur. No es probable que los sitios ms antiguos del norte hayan quedado sin descubrir. El dato es llamativo porque, si América fue poblada desde Siberia, los sitios ms antiguos debieran hallarse en el norte.18

Adicionalmente, algunos estudios han detectado entre los paleoindios suramericanos y norteamericanos diferencias de consideracin engenes y fenotipos: aquellos con rasgos ms australoides, estos con rasgos ms mongoloides. Estos elementos han causado una creciente adhesin de algunos investigadores a la hiptesis de un poblamiento autnomo de América del Sur, no proveniente de Norteamérica. Esta hiptesis se relaciona estrechamente con la teora del ingreso por la Antrtida desde Australia.18

Otras rutas posibles propuestas

Otras teoras sugieren también otras rutas de migracin del hombre hacia América; éstas probables rutas alternas son:

                     Pennsula de Kamchatka (Siberia)-islas Aleutianas (océano Pacfico)-Pennsula de Alaska (Alaska)-Archipiélago Alexander-Isla de Vancouver. Procedencia asitica. Habran utilizado embarcaciones muy primitivas para el transporte y viaje.

                     Oceana-Antrtida-América del Sur. También habran utilizado balsas. El antroplogo portugués A. Mendes Correia, quien sostuvo esta hiptesis en 1928, descart otras rutas de migracin.

                     Melanesia-Polinesia-América. También habran utilizado balsas primitivas. El antroplogo francés Paul Rivet, quien plante esta teora en1943, dijo que el hombre americano es de origen multirracial, por lo que no negaba otra ruta de inmigracin. Esto fue contrario a los planteamientos de Ale Hrdlička y Mendes Correia, quienes sostenan que la procedencia era de una sola raza.

                     Europa-Océano Atlntico-América. Remy Cottevieille-Giraudet document entre 1928 y 1931 la hiptesis del origen europeo (Cro-Magnon) de los "pieles rojas" (algonquinos). En 1963, Emerson Greenman plante la ruta hipotética de la migracin europea a América durante el paleoltico superior y el origen europeo de los beotucos de Terranova. Bruce Bradley y Dennis Stanford replantearon en 1999 la existencia de esa migracin basados en las similitudes entre la industria ltica solutrense, y la Cultura Clovis, refrendados en las investigaciones deADN mitocondrial realizadas por Michael Brown. La teora, conocida como la Solucin solutrense, supone que antiguos habitantes de Europa Occidental navegaron por el Atlntico de la era glacial, desplazndose entre los hielos flotantes, de manera parecida a la de losesquimales, hasta alcanzar la costa occidental de América del Norte.

                     En 1950, el espaol radicado en Argentina Salvador Canals Frau propuso la hiptesis de cuatro grandes corrientes pobladoras: a pie porBeringia, navegando en canoas por las Islas Aleutianas, navegando a través del océano Pacfico para desembarcar en Mesoamérica y navegando a través del océano Pacfico para desembarcar en Sudamérica.19

Algunas conclusiones provisionales

Ms all de los debates en marcha y la gran cantidad de preguntas y contradicciones que se presentan en el debate cientfico actual es posible realizar algunas conclusiones precarias:

1.     Es altamente probable que el hombre americano primitivo proceda del continente asitico, especialmente de las estepas siberianas o de la regin del Sudeste asitico. Las semejanzas entre grupos poblacionales asiticos de esas regiones y la mayora de los aborgenes americanos ha sido objeto de anlisis: etnologa, lingstica, cosmologa y el pico del continente se haya producido de norte a sur. De todos modos el hecho de que las dataciones de mxima antigedad que cuentan con consenso de la comunidad cientfica, Clovis (EEUU, 12.900-13.500 adP) y Monte Verde (Chile, 12.500 adP), se encuentren simultneamente en América del Norte y en el extremo sur de la Patagonia impide sacar una conclusin definitiva sobre este punto. Sin embargo, estas fechas son an muy recientes frente a otras fechas datadas en diversos lugares de América, que an no cuentan con el consenso de la comunidad cientfica. Habr que esperar que estos estudios se consoliden. Por ejemplo, entre las numerosas cavernas del nordeste de Brasil se encuentra una conocida como Toca do Boqueirāo da Pedra Furada, la cual cuenta con numerosas evidencias de asentamiento primitivo como instrumentos lticos. Sin embargo, se encontraron otros artefactos en cuarzo que son datados de hace 40 mil aos. Semejante observacin no es aceptada fcilmente por otros estudiosos que dicen que los cuarzos difcilmente tienen formas definidas que puedan ser consideradas manufactura y que no tiene sentido que los supuestos habitantes de la caverna hubiesen preferido el cuarzo a la piedra abundante del lugar. Las objeciones no restan los misterios que abre Pedra Furada y las excavaciones continan. Pero an ms al sur, en Chile, las excavaciones de Tom Dillehay y otros muchos arquelogos en Monte Verde revelan restos de comida e instrumentos que se datan de hace 12 mil e incluso 30 mil aos. También Monte Verde es contestado por muchos como una de las ms antiguas evidencias humanas en América, pero son ms contundentes que las que existen en el hemisferio boreal del continente.20

2.     Las culturas prehistricas y las civilizaciones de América se desarrollaron de manera aislada al resto del planeta.

3.     La Revolucin Neoltica americana es original y carece de toda relacin con la que se produjo en la Mesopotamia asitica.

4.     No existen pruebas serias de la llegada a América de seres humanos luego de que se cerrara el Puente de Beringia hace 11 mil aos (Scott A. Elias5 ), ni existen pruebas contundentes que permitan concluir que los pueblos americanos tuvieron contactos con pueblos de otros continentes. Est probado que en 982 los vikingos comenzaron la exploracin de Groenlandia, pero su penetracin en el continente no fue significativa. Otras hiptesis, como la llegada de los fenicios, egipcios, griegos, chinos, japoneses y Jowanesgracias a sus habilidades martimas, siguen siendo hiptesis de difcil demostracin. Menos evidencia existe an de una eventual presencia de americanos en los dems continentes.

El encuentro de dos mundos

Pasan 10 a 15 generaciones y los hombres primitivos se asientan en territorio americano. Fueron estimulados por los abundantes recursos que iban encontrando cuanto ms tierras conocan y, cuando el peregrinaje iba avanzando cada vez ms al sur, hallaban mejores condiciones climticas y mayores facilidades para la caza. Por otra parte, las condiciones en el "puente de Beringia" haban cambiado. Se haba hecho ms pantanoso, por lo que su aventura fue un viaje sin retorno. Fue una épica accin de descubrimiento y conquista. Sin darse cuenta, fueron los primeros seres humanos en pisar suelo del Nuevo Mundo.

Tiempo que dur el poblamiento

Al sur de Chile se han encontrado restos fsiles de recoleccin y caza, de hace 7.000 aos. Si se considera que el poblamiento de América empez hace 36.000 aos y que su huella ms antigua en el extremo sur del continente data de hace 7.000 aos, se deduce que el poblamiento de América dur 29.000 aos.

Ruta y cronologa del primitivo poblamiento

Muchas bandas siguieron la ruta norte-sur, por el lado occidental del continente, por las vertientes de las cordilleras y los valles intramontanos. Se han encontrado huellas humanas de avances en:

                     Topper (Carolina del Sur, Estados Unidos). Restos humanos fechados hacia el ao 50.000 adP.

                     Pedra Furada (Piau, Brasil). Restos humanos fechados hacia el ao 50.000 adP.

                     La Toca (Brasil). Restos humanos fechados hacia el ao 45.000 adP.

                     American Falls (Estados Unidos). Restos fechados hacia el ao 43.000 antes del presente.

                     Cuenca del Valsequillo (México). Huellas humanas fechadas hacia el ao 40.000 antes del presente.21 22 23

                     Lewisville (Texas, Estados Unidos), con fechas de 37.000 aos antes del presente.

                     Monte Verde II (Puerto Montt, Chile). Restos de 33.000 aos.

                     El Cedral (SLP, México). Restos humanos y artefactos lticos con una antigedad de 31 000 aos.

                     Tlapacoya (Méx, México). Navaja de obsidiana de hace 21.000 aos.

                     Paccaicasa (Ayacucho, Per). Puntas de proyectil, raspadores, cuchillos; de 17.000 aos, aproximadamente. El antroplogo Mc Neish opina que estos inmigrantes llegaron a los Andes peruanos hace 22.000 aos.

                     Cavernas de Tulum (Tulum), México). Cuatro esqueletos humanos, 14.500, 12.000 y 10.000 aos.

                     El Muaco y El Jobo (Venezuela). Industria ltica muy tosca, de 14.000 y 12.000 aos.

                     El Guitarrero (Ancash, Per). Industria ltica de lascas, una punta de proyectil y un cuchillo; ambas bifaciales, de hace 13.000 aos.

                     Piedra Museo (Santa Cruz, Argentina). Restos de 13.000 aos.

                     Mujer del Pen (Pen de los Baos, México). Restos de 13.000 aos.

                     Monte Verde I (Puerto Montt, Chile). Restos de 12.500 aos.

                     El Abra (Zipaquir, Colombia). Instrumentos lticos, asociados con huesos de animales y fragmentos de carbon vegetal de 12.400 aos.

                     Chivateros (Lima, Per). Industria ltica para labores de recoleccin, de hace 12.000 aos.

                     Los Toldos (Santa Cruz, Argentina). Restos de caza y recoleccin de hace 12.000 aos.

                     Clovis. Restos de caza y recoleccin de hace 11.500 aos.

                     Pedra Furada (Piau, Brasil). Pinturas rupestres fechadas hacia el ao 11.000 adP.

                     Paijn (La Libertad, Per). Esqueletos humanos de hace 11.000 aos.

                     Las Vegas. Pennsula de Santa Elena. Ecuador. Cementerio con 200 enterramientos diferentes fechados en el 10.000 a. C. y vestigios del cultivo del zapallo en el 7.000 a. C.

                     Lauricocha (Hunuco, Per). Industria ltica, fsiles de animales, plantas y esqueletos humanos y pinturas rupestres de hace 10.000 aos.

                     Toquepala (Tacna, Per). Pinturas rupestres de hace 9.000 aos.

                     Lagoa Santa (Brasil). Restos fsiles de hace 8.000 aos.

                     Cueva de las Manos (Santa Cruz, Argentina). Pinturas rupestres de hace 7.730 aos.

                     Cueva Fell (Tierra del Fuego, Chile). Restos de hace 7.000 aos.

                     Intihuasi (Argentina). Restos pre cermicos de hace 6.000 aos.

Comentarios
putingui  peres samoramora (no registrado)
putingui peres samoramora (no registrado)
hola bye pongance a estudiar mas
Comenta